Ha llegado el frío, el nuevo curso y ya tenemos a nuestros amiguitos los MOCOS paseándose por nuestras naricitas sin ser invitados.

Muchas veces es complicado que sus pequeños orificios nasales sean capaces de expulsar tal cantidad de mucosidad que son capaces de acumular, una barbaridad!!

En casa usamos 2 aparatejos que nos han facilitado la vida desde el minuto 1, ellos son:

  • El Humificador: Al poner la calefacción en casa, sea cual sea ( en nuestro caso es una estufa de pellets) el ambiente queda demasiado seco, eso produce dificultad para respirar en los pekes, y no tan pekes si tienen algo de mucosidad. Además, yo no se si es casualidad o causalidad, en la primera yo no creo…. que cuando pasamos una noche con mucha calefacción tanto Unai como Julen (ambos con antecedentes de bronquitis y bronquiolitis) se levantan tosiendo mucho.

El humificador lo ponemos por la tarda y por la noche mientras tenemos puesta la estufa, en el recibidor el humificador va a tope. En los días que estamos            ligeramente resfriados añado una esencia de eucaliptus totalmente natural y muy diluido para evitar irritaciones en las mucosas. Puede parecer una tontería, pero yo he    notado una gran diferencia desde que dormimos con él puesto toda la noche.

  • El Nebulizador: Se convirtió en un imprescindible ya hace unos cuantos inviernos. En el momento en que cualquiera de los tres, o yo misma, empezamos con mocos en vías altas, no hay nada que vaya mejor que una nebulización de suero fisiológico, con unos 3-4 mililitros hay suficiente. Tras la Nebu un buen lavado nasal y mantenemos las vías nasales bien limpitas.

Cuando están resfriados les suelo hacer de 2 a 3 nebulizaciones diarias, con una separación de 4 a 6 horas entre ellas. Me vienen genial para ayudarles a expulsar las mucosidades mas densas y reblandecer las mas duras y facilitar su salida.

Este año ya hemos empezado a utilizar ambos imprescindibles en casa.

Si es cierto que también hay varios jarabes, pero eso ya es criterio de vuestro pediatra. Nosotros usamos bastante el  ExpectoDHU o Stodal (cuando también hay tos) que son homeopáticos. También nos ha venido genial en varias ocasiones el Fluidasa o Prospantus, esta segundo a base de ingredientes naturales. Pero como os he comentado SIEMPRE bajo prescripción médica y usarlos cuando no quede otra.

Lo mejor de todo es que con el tiempo ellos lo toleran genial, no hay dramas y hasta son capaces de compartir un momento precioso entre hermanos donde cuidan los unos de los otros.

 

 

 

 

 

 

Espero que os haya sido de utilidad este segundo artículo de nuestra Botica, espero tener más tiempo para escribir varios que tengo en mente.

 

Deja un comentario